You are currently browsing the category archive for the ‘Literatura’ category.

Hace unos días llegué de un lugar del cual no quería regresar. 21 días que no entiendo que pasó pero definitivamente cambiaron cosas en mi ¿Cuáles? Eso me pregunto cada segundo, pero no tengo respuesta alguna. Y no, no es esa sensación de volver a tu país y decir “oh no, no quería regresarme, allá todo es perfecto, que ladilla este país” es más que todo encontrar en tan pocos días esa vida que siempre has querido y que ahora no quieres dejar.

Parece ridículo lo que estoy escribiendo, suena como el típico niño pajuo que se fue unos días afuera y ahora se cree la gran vaina y dice que quiere regresar allá. Pero no es así. Más bien es raro extrañar lo que viví allá.

Extraño el calor, frío, sonrisas, discusiones, comida buena, comida mala, dolor de espalda, canas, caída del cabello, pizza y libertad. Si, esos son los recuerdos locos que no me dejan de pasar por la cabeza.

Lee el resto de esta entrada »

Es aquello que no sabes realmente que es. No te hace parar aunque continuar no signifique avanzar. A veces te detienes, otras progresas o retrocedes, de repente das brincos en los que caes o te adelantas, pero ese salto también puede hacer que pierdas oportunidades por querer ganarle la carrera al tiempo.

Es aquello en lo que existes aunque muchas veces te provoque desaparecer y te dan ganas de irte, aunque no quisieras dejar de existir. No quieres que llegue el momento porque tienes miedo de morir.

Es aquello que haces por no dejar de hacer, por seguir el deber ser que te ha acompañado en el camino, más realmente no sabes qué es lo bueno y qué es lo malo, porque hay cosas que nunca han tenido respuestas definitivas en el mundo ¿La solución para que un ladrón deje de robar es encerrarlo por años en una jaula aislada de la realidad? ¿Entonces la idea es provocar trastornos en su vida mientras cumple su condena, para luego darlo en supuesta “libertad” y creer que “no” va robar más nunca? ¿Y luego qué? ¿Libre? No. Ya no lo es. Le han quitado la esencia de su alma. Mientras unos roban riquezas, otros roban libertades, y entonces cómo es que Dios dice que todos los seres humanos somos libres.

Lee el resto de esta entrada »

QUIERO, NECESITO, DESESPERO, SIENTO HAMBRE Y DESEO DE VERLA YA… HAY QUE ESPERAR HASTA MARZO DE 2010, MIENTRAS TANTO DISFRUTEN EL TRAILER, DEFITIVAMENTE COMO TIM BURTON NO HAY.

PISO_99

Piso 9 es una mirada íntima hacia el mundo interior de siete personas que se ven atrapadas en un ascensor una noche de navidad. El ascensor es tan sólo una metáfora del encierro interno que vivimos diariamente.
Estos personajes se ven forzados a desenmascararse y descubrir a través de sus vivencias, un mundo que no sólo está lleno de dolor, lágrimas y tristeza. Es una obra que remueve emociones para recordarnos que existimos y que vivimos rodeados de alegría, risas y razones por las cuales salir del ascensor.
Piso 9 te invita a vivir la vida.

Con las Actuaciones de:

Fernando Azpúrua
John D’Agrela
Maria Alesia Machado
Gabriela Mata
Gustavo Adolfo Ruíz
Pilar Seijo
América Valentín

Asistencia de Dirección: Ana Karina Terrero
Producción General: Daniela Valdivieso

Libreto y Dirección de Mariana Cabot

Diseño Sonoro: Mariana Cabot
Iluminación: Gustavo Adolfo Ruíz
Fotografía: tanAzul Estudio
Arte: Freddy Gomes

BANCO DEL LIBRO
Av. Luis Roche. ALTAMIRA
Del 3 de julio al 9 de agosto
VIERNES y SÁBADOS 8pm
DOMINGOS 6pm

Aforo de la sala: 35 personas
Costo de la entrada: Bs.F. 50

La edición #34 de la revista “Clímax” ya está a la venta en toda Venezuela, búscala en tu kiosko o librería favorita…

portada-climax-34

Un país dividido en ciudades, con sus diferentes costumbres y variadas gentes. Cada vez más, pareciera convertirse en pequeños mundos dentro de uno solo. Fue así como una atípica mañana del tercer día de la semana emprendí una travesía a un mundo que no conocía: El Centro de Caracas.

Bajo un clima incierto de grises nubes alumbradas por el sol subí a un autobús conducido por un anónimo que permitió llevarme a la puerta de la dimensión desconocida. El ambiente parecía indescifrable, algunos  no hablaban, sus caras y su alma parecían carentes de sentimientos, otros como yo, observábamos todo mientras nos dejábamos llevar por las notas musicales que resonaban entre los oídos y los asientos de aquellos que estábamos presentes,  los demás se veían apáticos a la idea de ir a un mundo el cual ya han visitado muchas veces por no decir diariamente; para estás últimas caras parecía más bien ir a un mundo y estar presentes en ese donde no les agrada estar.

Lee el resto de esta entrada »

pulgarHome

“Tengo que decirle la nota que sacó”. Introduzco mi mano en el bolsillo un poco nervioso, lo agarro, lo saco, lo abro. Ahora no se que hacer, cómo debo decirle esto, cómo empiezo, y lo peor es que ella juraba que había salido bien. De cualquier forma tengo que hacerlo, no me queda mas nada que decírselo.

Mis manos temblorosas se deslizan entre las teclas, con la derecha y con la izquierda mis pulgares empiezan a presionar varias números a la vez, no es por orden, cada letra va con un numero, poco a poco voy armando la noticia, luego de redactarlo, lo leo y presiono el último botón, enviar. En otra parte de la cuidad suena un beat de un celular, dice “chama sacaste 04 en el examen de historia”.

R.A.

patines-en-linea

24 de diciembre de 1993, 11:30 de la noche. “…Por eso papi cóseme los pantalones que provoco sensaciones a los chicos por mi casa…”, todos bailan al ritmo de Natusha. En la sala no cabe una persona más, desde la cocina al balcón cada vez se me hace más lejos, sólo falta media hora para la llegada de Santa Claus. “Permiso, permiso, ahhh”, al parecer nadie me escucha, no puedo pasar, me sentía en una selva rodeado de puras jirafas en la cual ninguna me entendía ni sabia lo que sentía en ese momento.

Lee el resto de esta entrada »

pe

Escrito por el ganador del premio Herralde de Novela, Alberto Barrera Tyszka, e ilustrado por Alfonso Paolini, este original libro hace reflexiones acerca de los perros y su relación con el hombre, a través de una historia de violencia. Un hombre pierde su trabajo y se obsesiona con los perros, en quienes decide descargas todas sus cuentas personales. Un cuento que le hará ver el mundo desde otra perspectiva.

Se consigue en la librería El Buscón, en el C.C. Paseo Las Mercedes (Caracas, Venezuela)

(publicado en la revista “Clímax”)

R.A.

Desde que lo vi siempre llevaba una sonrisa entre sus labios, era la persona más feliz que yo había llegado a conocer. Alto, de cabello canoso, fuerte, ojos café, barba y bigotes. Sino fuera por las canas, en apariencia, tuviera 15 años menos, pues lucia muy bien, y espiritualmente siempre era un gran niño con mente de hombre.

Todos los días me recibía del colegio con una bolsa de papel marrón que contenía, un chocolate de leche, un Papa Upa, un Barrilete y unas gomitas, y luego aquel caluroso y sabio abrazo, y decía “hola mi pequeñon, cómo te fue hoy”. Ese era mi abuelo.

R.A.